Compartir Sitio:

Emprendedor favorecido por convenio Barrick-Fosis: “Gracias a ellos pudimos volver a levantarnos”

, Emprendedor

Compartir esta columna:

“Me retiré de mi trabajo en Algarrobo, de la CAP, hace 25 años para instalar mi propia mueblería-tapicería, un negocio familiar. Mi papá era mueblista, pero no sabía que yo también podía serlo hasta que, junto a mi señora, tuvimos la necesidad de tener otros ingresos, porque en la época no teníamos grandes sueldos. Entonces, empezamos a tapizar.

Al principio, nos costó un poco porque no teníamos las herramientas adecuadas, pero con eso empezamos a salir adelante y me di cuenta de que era ese el trabajo que me gustaba. Hacíamos todo lo que es tapicería automotriz para una empresa grande, tapizamos muebles, de todo tipo de trabajo. Estuvimos un montón de tiempo trabajando en la casa. Después, pudimos arrendar un taller en el centro de Vallenar. Afortunadamente, hemos tenido buenos resultados, logramos pagar los estudios de nuestros hijos y uno de ellos ya es profesional.

Durante estos años hemos tenidos algunos altos y bajos. En una oportunidad quebramos, pero nos volvimos a recuperar. Luego, sufrimos tres robos que nos dejaron bastante a mal traer, pero lo peor fue el incendio que tuvimos en julio de 2009.

Nosotros no estábamos en el taller cuando ocurrió, habíamos ido a almorzar y pasamos luego por el hospital a hacer unos trámites, cuando de repente vimos una columna de humo, pero no nos imaginamos nunca que era nuestro taller. Entonces nos llamó un vecino de ahí, que es cliente nuestro, y nos avisó que se nos estaba quemando el taller. Cuando llegamos ya no había nada que hacer, se había quemado realmente todo, todo, todo: maquinarias, muebles, todo. Así que fue un verdadero desastre.

Al principio estuvimos bastante consternados, yo creo que alrededor de una semana estuvimos muy aproblemados. Sin embargo, al día siguiente ya estábamos trabajando de nuevo. Recuperamos lo que más pudimos entre los escombros y con esas herramientas empezamos a trabajar. Entonces, me acerqué a esta oportunidad de Barrick-Fosis y gracias a ellos pudimos volver a levantarnos, en conjunto con el esfuerzo de nosotros, por supuesto. Gracias a Dios, lo que más me motiva y que agradezco, es que somos una familia trabajadora que siempre tiene fuerzas para salir adelante.

El señor gobernador, que sabía lo que nos había pasado y nos conocía porque habíamos hecho unos trabajos para la municipalidad, nos contó de este programa para emprendedores, donde inmediatamente nos consideraron, entonces ahí se abrió una nueva posibilidad. De Barrick-Fosis nos apoyaron con conocimiento, capacitación y con la compra de algunas herramientas.

Gracias a Dios volvió toda nuestra clientela. Hemos hecho un esfuerzo bastante bonito, que nos enorgullece a nosotros como familia. Estamos muy agradecidos de Barrick, porque con este apoyo nos ha devuelto la confianza para trabajar permanentemente y aquí estamos, prestando servicios a todas las empresas que nos solicitan. Estoy muy agradecido de las empresas que hacen esto posible, porque nos entregan las herramientas para salir adelante. Muy contento y muy agradecido”.

Te invitamos a ver este video de cómo Barrick trabaja por los emprendedores de Atacama.

 

 

 
 
 
 

opina acá